África: Cooperación internacional debe reconocer los saberes africanos y superar la culpa histórica


Ednéia Golçalves evaluó el contexto del derecho a la educación en el continente y desafió las personas a revisar sus propios conocimientos sobre la región

UN Photo/Martine Perret

El reconocimiento de los saberes africanos es un reto mundial para el derecho a la educación, sean norte-sur o sur-sur, “todas la cooperaciones solo se legitiman cuando ofrecen la posibilidad de cambio de conocimientos”, afirma Ednéia Gonçalves. Socióloga y educadora, ella actúa hace más de 20 años con proyectos educativos y coordina desde el 2005 el desarrollo de proyectos de cooperación técnica en el área de educación en diversos países africanos.

Según la panelista, hay una fuerte resistencia africana a la cooperación internacional, porque se le percibe como un conjunto de propuestas que tienen como base el financiamiento de las metas internacionales o de las empresas transnacionales, bajo una lógica deshumanizante de producción de capital social.

Además, la relación establecida en los países africanos con la cooperación internacional evoca la memoria reciente del pasado colonial, que es el principal rasgo de identidad que unifica a los y las africanos/as, en la opinión de la panelista: “En África, hay países lusófonos, por ejemplo, que solo se libertaron hace unos 35 años de Portugal. Acá en este salón, por ejemplo, hay personas que ya vivieron más tiempo que eso”.

Sin embargo, reconocer los saberes africanos implica superar la culpa histórica que resultó de la colonización, superar las visiones preconcebidas que se hace de África – “en general, como un país de culturas ancestrales, para no decir primitivas”, comentó. “Hay que repensar nuestros propios conocimientos acerca de ese continente, este es nuestro gran desafío”, planteó Ednéia. “¿Qué realmente sabemos sobre la África? ¿Qué base tienen esas certezas? ¿En qué medida los datos que recibimos sobre el continente, sobre el analfabetismo, la Sida, la pobreza, por ejemplo, facilitan la comprensión de las cuestiones educacionales en África hoy día?”, cuestionó.

Los desafíos cotidianos son muchos, pero ella se esforzó por definir los puntos clave, que llaman por un cambio de postura de los demás continentes ante África: a) cuestionar el sentido de cooperación y hace frente al asistencialismo que actualmente domina las propuestas de financiamiento internacional, b) expandir el concepto de democracia y cultura de paz, para albergar la construcción de paz horizontal, pero también vertical, confrontando los totalitarismos vigentes en algunos países, c) inventar nuevos mecanismos de participación, tomando en cuenta que los movimientos sociales y redes en África no logran participar de los distintos foros, por motivos de barreras de comunicación, informatización y la falta de contacto por tierra. “Es fundamental, además, un conocimiento más profundo del continente. África tiene mucho que enseñar y buscar conocerla puede nos ayudar a superar nuestras culpas y resolver asombros y pesadillas históricas”, finalizó.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s